Search
  • Diego Forero

El Peligro de la Rebelión

Updated: Oct 17, 2019

1 Pedro 5:8-9 (RVC)

8 Sean prudentes y manténganse atentos, porque su enemigo es el diablo, y él anda como un león rugiente, buscando a quien devorar. 9 Pero ustedes, manténganse firmes y háganle frente.

La meta de Satanás es siempre tentar al pueblo de Dios a que se rebele contra su Palabra. Él sembró pensamientos de rebeldía en Adán y Eva, haciéndoles razonar: “Yo sé lo que Dios dijo. Pero voy a actuar según mi propia voluntad”. Esos pensamientos causaron la caída de la humanidad.

Satanás también tratará de tentarte para que te rebeles contra la palabra de Dios. Así que inyectará seducciones sutiles en tu mente al inundar tu vida con dolor, pruebas y luchas. Y tratará de bloquear la bendición de Dios en tu vida, así como estorbó a Job, a Daniel y a Pablo.


El apóstol Pedro advierte que este no es el tiempo de ser imprudentes, sino que tenemos que estar sobrios mentalmente en los asuntos espirituales. Es cuestión de vida o muerte.

¿Por qué es necesario ser prudentes y mantenernos atentos?  Porque el enemigo de nuestras almas nos está buscando como león furioso, escondiéndose en la oscuridad y esperando la oportunidad para asaltarnos. Él quiere devorarnos para destruir nuestra fe en Cristo.

En el tema de hoy vamos a estar tratando sobre el peligro de la rebeldía y cómo Podemos evitarlo.

Todo cristiano debe estar preparado para enfrentar los ataques del diablo. Quizás no quieras pensarlo ni aceptarlo - pero si has determinado seguir a Jesús con todo tu corazón, Satanás te ha marcado para hacerte caer. Y él va a inundar tu vida con toda clase de problemas y situaciones para que tu fe decaiga y dejes de confiar en Dios.

Apocalipsis 12 describe tres momentos donde Satanás declaró guerra: Primero, declaró guerra contra el mismo Dios todopoderoso. (Apocalipsis 12:7-9). Ya vencido, Satanás declaró su segunda guerra - ésta contra el hijo de Dios, Jesucristo. (Apocalipsis 12:1-4). Y como una vez más fue derrotado, el diablo declaró su tercera y última guerra contra la simiente de Cristo. Esto quiere decir que está en guerra contra cada creyente verdadero en la tierra. (Apocalipsis 12:17).

Satanás ha dirigido su ira contra la iglesia de Jesucristo y ha reservado su peor ira para los creyentes que guardan los mandamientos de Dios y confían en él. La clave para entender como Satanás opera contra la iglesia se encuentra en la palabra rebelión. Sencillamente, rebelión significa resistencia o desafío a la autoridad, desobediencia de una orden o incumplimiento de una obligación. Significa ir contra las normas y autoridad de la Palabra de Dios.

El diablo quiere que te rebeles contra Dios en una sola área de tu vida, aquella área que no hayas sometido a Su Palabra. No le des un solo milímetro de terreno a Satanás. Eso es todo lo que él necesita para entrar y establecer su base de poder. Eso le permitirá suficiente espacio tratar de destruir tu relación con Dios.


¿Cómo Satanás puede reclamar terreno en nuestras vidas?


Mateo 4:1-11

1.   A Través de tus Deseos (v.3-4)

Mateo 4:3 Reina Valera Contemporánea (RVC)

3 El tentador se le acercó, y le dijo: «Si eres Hijo de Dios, di que estas piedras se conviertan en pan.»


2.  A Través de tus Ambiciones (v.5-6)

Mateo 4:3 Reina Valera Contemporánea (RVC)

Entonces el diablo lo llevó a la santa ciudad, lo puso sobre la parte más alta del templo, 6 y le dijo: «Si eres Hijo de Dios, lánzate hacia abajo; porque escrito está: »“A sus ángeles mandará alrededor de ti”, y también: “En sus manos te sostendrán, Para que no tropieces con piedra alguna.”»


3.  A través de tu Orgullo (v. 8-10)

Mateo 4:8-10 Reina Valera Contemporánea (RVC)

8 De nuevo el diablo lo llevó a un monte muy alto. Allí le mostró todos los reinos del mundo y sus riquezas, 9 y le dijo: «Todo esto te daré, si te arrodillas delante de mí y me adoras.»


¿Cómo nos defendemos contra los ataques de Satanás?


Santiago 4:7-8 Nueva Traducción Viviente (NTV)

7 Así que humíllense delante de Dios. Resistan al diablo, y él huirá de ustedes. 8 Acérquense a Dios, y Dios se acercará a ustedes. Lávense las manos, pecadores; purifiquen su corazón, porque su lealtad está dividida entre Dios y el mundo.


Santiago nos indica tres maneras de defendernos contra los ataques del diablo:


1.  Resista al diablo. No permita que las tentaciones de Satanás lo seduzcan.


2.  Humíllese delante de Dios. Debe someterse a su autoridad y voluntad, estar dispuesto a seguirlo y entregarle el control de todo en su vida.


3.  Lleve una vida pura. Confiese sus pecados y límpiese de ellos con arrepentimiento.


Juan 14:30 Traducción en lenguaje actual (TLA)

30 Ya no puedo hablarles de otras cosas porque se está acercando el diablo, que manda en este mundo. Él no tiene poder para vencerme,

Él estaba diciendo en esencia: Cuando Satanás viene a mí, no encuentra lugar de entrada. Estoy bajo la autoridad total de mi Padre.

De igual manera, Satanás no puede acercarse a ti cuando tu vida está completamente sujeta a la Palabra de Dios. Hay que darle un lugar para que encuentre entrada. Y eso sucede cuando una persona se queda con “parte del precio".


Para Discusión en la Célula


¿Alguna vez te has rebelado contra las autoridades? ¿Contra tus padres? ¿contra Dios?


¿Cuáles han sido las consecuencias de esas rebeliones?


¿Cuál crees que es la causa de la rebelión del ser humano?


¿Cómo puedes evitar la tentación de rebelarte contra Dios?

1 view0 comments

Recent Posts

See All